¿Os acordáis de aquellos ungüentos milagrosos que nos ponían nuestras abuelas? Lo solucionaban todo, desde un chichón a un eccema.

Pues uno de esos ungüentos milagrosos nos lo ofrece Matarrania y no es otro que el Bálsamo Reparador de Hipérico.

Es un producto indispensable para el cuidado de las pieles atópicas, dañadas o con dermatitis. Cuando se produce un brote actúa rapidísimamente y calma muchísimo el picor. Una de sus características principales es la de proporcionarle elasticidad a la piel, por eso resulta tan efectivo.

¿Os habéis quemado? Pues un poquito de este bálsamo y veréis lo bien que se regenera la piel.

¿Los mosquitos os han machacado? También os ayudará en este caso, porque el Hipérico nos ayuda a bajar la inflamación.

Precisamente por su acción anti-inflamatoria nos sirve también para aliviar algún golpe o contusión.

 

El Bálsamo Reparador de Hipérico “Matarrania” es un producto muy concentrado, así que con una pequeñísima cantidad es suficiente. Lo importante es masajear suavemente. De ese modo nos aseguramos de que penetra profundamente en la piel y actúe con eficacia.

Además del Extracto de Hipérico, su fórmula es un cóctel de ingredientes nutritivos como el Aceite de Oliva Virgen y la Manteca de Karité, por supuesto, de cultivo ecológico.

Sólo hay que tener una precaución y es la de no exponer la piel con Hipérico al sol, ya que se trata de un extracto foto-reactivo y lo último que queremos es curar un eccema y que nos salga una mancha, ¿verdad?

Por lo demás, es un producto que debería de estar en todas las casas porque se convertirá en el rey del botiquín.

Lo tenéis disponible tanto en la tienda on-line como en la tienda física, donde nos encantará atenderos.

¿Quién quiere uno?

 

¿Quires comprarlo?