Nuestras manos son las principales herramientas de las que disponemos y por eso hay que mimarlas y cuidarlas convenientemente.

Están expuestas al frío, a muchísimos lavados y a tocarlo absolutamente todo, por lo que muchas veces su piel puede resentirse ya que es muy delicada.

Es importante nutrirlas a fondo y, por supuesto, evitar ingredientes agresivos o tóxicos.

La marca Pai, experta en el cuidado de las pieles más sensibles y delicadas ha desarrollado una crema de manos que va más allá, porque es en realidad un tratamiento súper completo que cuida las manos más dañadas y estropeadas. 

Desde el primer ingrediente de la lista hasta el último, nos encontramos con extractos y aceites muy puros y ricos como el aceite de pepita de uva (súper reparador), la manteca de karité (nutrición total) y los ingredientes principales: la fragonia y el espino. Estas plantas están cargadas de antioxidantes y además regeneran muchísimo la piel, así que en unas manos agrietadas son una verdadera maravilla.

¡Y se me olvidaba comentar algo importante: trata el eczema!… Como lo estáis leyendo. Es tan efectiva que puede llegar a calmar y curar las pieles con eczema o erupciones.

No creáis que al ser un producto concentrado es pringoso, al contrario, resulta muy ligera y se absorbe con mucha facilidad.

Y, por supuesto, sin fragancias sintéticas ni perfumes. Cien por cien natural.

¡Mano arriba quien la quiera!

¿Quires comprarlo?