Nutrir bien la piel es fundamental para mantenerla sana y con un aspecto saludable pero durante el embarazo estos cuidados son mucho más importantes porque es casi seguro que aparezcan estrías. Esas pequeñas cicatrices quedarán marcadas para siempre si no se les pone freno a tiempo, así que dejemos la pereza a un lado y dediquémonos un poco de tiempo. Merece la pena.

La marca Kiwi nos ofrece una gama de mermeladas corporales súper apetecibles y muy nutritivas, eso ya os lo hemos comentado en alguna ocasión, pero también incorpora una específica para el embarazo: La “Mummy Tummy”.

¡No os imagináis la cantidad de principios activos que contiene! Toda la lista de ingredientes es una combinación asombrosa de aceites vegetales: Onagra, Rosa Mosqueta, Aguacate, Germen de Trigo… ¡Alucinante!

Al igual que el resto de las mermeladas corporales, es muy concentrada, hay que usar muy, muy poquita cantidad. La diferencia con el resto es que no huele prácticamente a nada para que pueda ser utilizada por embarazadas.

Además va presentada en tarro de cristal, lo cual es un plus a la hora de conservarla y evitamos acumular más plásticos.

Tenéis toda la información sobre este producto en nuestra página, por si queréis echarle un ojo.

Y si os convence, no dudéis en incluirla en vuestra lista de antojos.