La marca letona Mádara no para de darnos satisfacciones y ahora, para seguir tentándonos, acaba de sacar una gama de protecciones solares que nos encanta.

El primero del que os hablamos es la crema solar facial con factor SPF30, que además es anti-edad. Se funde maravillosamente sobre la piel y unifica el tono sin parecer que lleves nada, ¡es totalmente invisible!

No deja residuos, ni ese color blanquecino que dejan algunas protecciones solares. Por si fuera poco, hidrata la piel profundamente gracias a sus ingredientes antioxidantes entre los que destaca un complejo exclusivo de la marca, a base de células madre vegetales.

Producto top donde los haya. 

 

El otro producto que han sacado es la protección solar de cuerpo y cara Plant Stem Cell, con factor de protección SPF30. Al igual que en el anterior, los ingredientes antioxidantes son la base de esta protección, por eso actúa como prevención ante el envejecimiento celular.

Tiene una textura sedosa, súper fácil de extender y que se absorbe al instante. Además deja un olorcito a limón de lo más agradable.

Ponerse la protección solar con estas opciones tan fantásticas da mucha menos pereza, ¿verdad?