Aunque parece que se resiste a mostrarse con ganas, el sol está siempre ahí y necesitamos proteger la piel. Si para nosotros es fundamental, imaginaos para un niño.

Acorelle acaba de lanzar un solar en formato de spray súper, súper cómodo. El tostón que supone para un niño tener que ponerse la protección pasa a ser algo rápido y muy fácil de aplicar.

No deja restos blancos, no es pastoso y además es resistente al agua. Al tener una textura tan ligera y un formato en vaporizador se extiende con rapidez y no deja sensación de pesadez en la piel.

Como siempre, los solares que tenemos a la venta son de filtro físico y elaborados con los ingredientes más naturales. No incorpora perfumes, zinc, parabenos ni siliconas.

Este solar está pensado para la piel de los niños a partir de 3 años pero también lo puede usar un adulto que tenga la piel sensible o muy reactiva.

Ya sabéis, si necesitáis comprar una protección solar para vuestros niños, esta opción puede ser de las mejores. Y si preferís otras posibilidades, en Lilium seguro que tenemos la que buscáis.