“Infinity Mist”es una bruma facial muy ligera y de acción inmediata. Su fórmula se basa en polisacáridos vegetales, que en combinación con el ácido hialurónico consiguen mantener la piel en condiciones óptimas de hidratación durante todo el día. 

La gran innovación de este producto, es la introducción de lactobacillus en su composición, que ayudan a mantener equilibrada la flora bacteriana presente en nuestra piel y, que resulta esencial para mantenerla sana y protegida.

Adecuado para todo tipo de piel y para cualquier edad pero, en las pieles más sensibles es en las que actúa de un modo más evidente. También se benefician las pieles con rosácea ya que las calma al instante y el enrojecimiento habitual en ellas se atenúa casi desde el momento de la aplicación.