Nos proponen tres tipos de champú dependiendo de cuál sea nuestro cabello.

Si el pelo está muy seco y dañado os recomendamos el champú Nourish & Repair. Es muy suave y nutritivo. Ayuda a reparar la fibra capilar y previene la rotura. ¡Veréis lo suave que queda!

En el caso de que tengáis el pelo teñido o con mechas, os irá genial el Colour & Shine. Protege el tono y le aporta mucha luminosidad. Además, conseguiréis un acabado flexible y notaréis el cabello mucho más hidratado.

Si lo que buscáis es darle un brillo extra y más volumen, os encantará el Gloss & Vibrancy. ¡Queda el pelo suelto, brillante y precioso!