El carbón activo es un ingrediente que se usa en infinidad de productos, para iluminar la piel y limpiarla en profundidad.

Esta misma idea es la que Coslys ha llevado a los dentífricos y, efectivamente, funciona y blanquea progresivamente los dientes.

Es adecuada también para personas con dientes o encías sensibles, ya que no resulta agresiva y no daña el esmalte dental.

Además, al estar enriquecida con menta y limón, deja la boca increíblemente fresca y con sensación de limpieza.