Crema Facial Reconfortante Y Calmante Con Mimosa Y Lavanda “Jane Apothecary”

62,00 IVA inc

Descripción: La Crema Facial Reconfortante Y Calmante Con Mimosa Y Lavanda “Jane Apothecary” es una emulsión de textura muy ligera y fácil absorción, que hidrata la piel en profundidad y mantiene el equilibrio de la barrera lipídica. Elaborada con numerosos ingredientes hidratantes y calmantes entre los que destacan el Ácido Hialurónico Vegetal, el Extracto de Chía y la Manteca de Karité. Ideal para el cuidado de las pieles grasas o mixtas, también es adecuada para el tratamiento de las pieles deshidratadas, tirantes o irritadas. Al igual que el resto de los productos de la línea, la Crema Facial Reconfortante y Calmante está recomendada para personas con la piel sensible o reactiva. Producto apto para veganos.

SKU: 2399 Categorías: ,

Descripción

La Crema Facial Reconfortante Y Calmante Con Mimosa Y Lavanda “Jane Apothecary” es una emulsión de textura muy ligera y fácil absorción, que hidrata la piel en profundidad y mantiene el equilibrio de la barrera lipídica. Elaborada con numerosos ingredientes hidratantes y calmantes entre los que destacan el Ácido Hialurónico Vegetal, el Extracto de Chía y la Manteca de Karité. Ideal para el cuidado de las pieles grasas o mixtas, también es adecuada para el tratamiento de las pieles deshidratadas, tirantes o irritadas. Al igual que el resto de los productos de la línea, la Crema Facial Reconfortante y Calmante está recomendada para personas con la piel sensible o reactiva. Producto apto para veganos.

FORMA DE USO:

Tomar una pequeña cantidad de producto y aplicarlo sobre el rostro limpio, seco y tonificado mediante suaves movimientos ascendentes. Masajear hasta su total absorción.

PRINCIPALES INGREDIENTES:

Aloe Vera: Planta muy rica en vitaminas, minerales y aminoácidos. Proporciona elasticidad a la piel, por lo que actúa en la prevención de las arrugas. También, gracias a su capacidad antioxidante estimula la producción de colágeno. Es conocida su capacidad calmante y refrescante, que ayuda a tonificar los tejidos.

Extracto de Vid: Las hojas de vid son muy ricas en antioxidantes y contienen una elevada cantidad de Vitamina C. Ayuda a mejorar la circulación, por lo que el tono de la piel mejora notablemente y adquiere una mayor luminosidad. Actúa con eficacia contra los radicales libres, causantes del envejecimiento de la piel y sus propiedades se mantienen hasta tres días en el organismo.

Aceite de Jojoba: El aceite de jojoba es el más similar al sebo humano. Muy rico en minerales y en Vitamina C. Hidrata en profundidad y es muy eficaz en tratamientos contra el acné.

Extracto de Caléndula: La caléndula es una flor con propiedades anti-inflamatorias que hidrata y nos ayuda a regular el sebo por su acción astringente. Por sus características calmantes, resulta excelente en tratamientos contra la dermatitis, la psoriasis o los eczemas.

Extracto de Salvia: Planta conocida desde la antigüedad por sus capacidades anti-inflamatorias y antioxidantes. Ayuda a mejorar la circulación y mejora el aspecto de la piel, previniendo el envejecimiento. Es muy rica en vitamina A y calcio, por lo que resulta de excelente ayuda para mejorar la regeneración celular.

Extracto de Mimosa: Se ha comprobado que tiene propiedades anti-bacterianas para tratar infecciones de la piel. Es un potente antioxidante. Ayuda a recuperar el tejido dañado por su poder reconstructivo y regenerativo de gran efectividad.

Savia de Higuera: La savia o leche de higuera es rica en antioxidantes, por lo que previene los radicales libres, responsables del envejecimiento de los tejidos. Su contenido en Provitamina A promueve la elasticidad de la piel y mejora su aspecto.

Centella Asiática: Por su poder cicatrizante alivia las heridas cutáneas, permite la regeneración de los tejidos y estimula la producción de colágeno.

Manteca de Karité: La manteca de karité suaviza la piel y actúa sobre las estrías, minimizando su aspecto. Es un potente regenerador celular que actúa tanto en la piel como en el cabello. Además posee propiedades hidratantes y nutritivas.

Aceite de Argán: El aceite de argán aporta propiedades hidratantes y una excelente regeneración. Funciona mejorando el aspecto de la piel y aumentando su elasticidad, ya que favorece la producción de colágeno y elastina. Magnífico aceite para aplicar sobre las quemaduras.

Extracto de Manzanilla: La principal propiedad de la manzanilla sobre la piel es su acción anti-inflamatoria y calmante. Nos ayuda en la curación de eccemas y de pequeñas heridas. Por su acción vasoconstrictora y antiséptica también es adecuada para tratamientos contra el acné.

Aceite de Ricino: Este aceite tiene múltiples propiedades tanto para la piel como para el cabello y es uno de los ingredientes más empleados en cosmética. Tiene un gran aporte de vitaminas, proteínas vegetales y antioxidantes, nutrientes esenciales para lucir una piel sana y cuidada. Es muy adecuado en el tratamiento del acné debido a sus propiedades purificantes y anti-bacterianas. También es un potente anti-inflamatorio que nos ayuda a combatir problemas como la hinchazón y las ojeras.

Arroz: El arroz se usa tradicionalmente para hidratar la piel seca. Ayuda a calmar las lesiones producidas por el eccema y aclara progresivamente las manchas oscuras de la piel.

Soja: Por su alto contenido en nutrientes, la soja se ha convertido en uno de los ingredientes imprescindibles en la elaboración de productos cosméticos. Funciona particularmente bien en fórmulas anti-envejecimiento debido a su alto contenido en isoflavonas, excepcionales antioxidantes. La soja nos ayuda a combatir las manchas causadas por la edad o el sol y repara la piel dañada. Permite que el colágeno se sintetice mejor, dando paso a una piel más elástica y sana.

Aceite de Camelia Común: De la semilla de la camelia se obtiene un aceite de características similares al aceite de oliva, muy rico en vitaminas A, B, D y E . Excelente fuente de minerales como el Calcio, el Zinc o el Fósforo. Se utiliza en cosmética por su capacidad regenerante además de por su aporte de elasticidad y equilibrio para la piel. Especialmente recomendado en el caso de pieles sensibles o irritadas.

Lavanda: La lavanda, además de su delicioso aroma, nos proporciona múltiples beneficios. Ayuda a calmar la piel sensible o expuesta a agresiones externas, minimiza las arrugas y mejora la cicatrización gracias a su acción regenerante.. Muy efectiva en el cuidado de las pieles secas y deshidratadas, en el tratamiento del acné y para aliviar la psoriasis y el eccema.

Tara: Originaria de América. Arbusto con propiedades antioxidantes y que aporta textura.

INGREDIENTES:

Aloe Barbadensis Leaf Juice, Aqua, Vitis Vinifera Seed Oil, Cetearyl Alcohol, Glyceryl Stearate Se, Propanediol, Glycerin, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Sodium Hyaluronate, Calendula Officinalis Flower Extract, Salvia Hispanica Seed Oil, Mimosa Tenuiflora Bark Extract, Ficus Carica Fruit Juice, Centella Asiatica Extract, Butyrospermum Parkii Butter, Argania Spinosa Kernel Oil, Chamomilla Recutita Flower Extract, Ricinus Communis Seed Oil, Oryza Sativa Starch, Glycine Soja Oil, Boswellia Carterii Oil, Rosmarinus Officinalis Leaf Oil, Lavandula Angustifolia Oil, Caesalpinia Spinosa Gum, Lecithin, Betaine, Cetyl Alcohol, Glyceryl Stearate Citrate, Sodium Cetearyl, Sulfate, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Caprylhydroxamic Acid, Maltodextrin, Tocopeherol, Bisabolol, Linalool, Geraniol, Coumarin, Limonene.

 

 

Información adicional

Formato

Tipo de piel

Dañada, Irritada, joven, Rosácea, Acneica, Deshidratada, Grasa, Hidratante, Mixta, Normal, Reactiva, Seca, Sensible, todo tipo

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Crema Facial Reconfortante Y Calmante Con Mimosa Y Lavanda “Jane Apothecary””

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.